domingo, 1 de enero de 2012

Ayuda a padres de niños con S. Down

Para terminar este blog dedicado a niños con Síndrome de Down detallaré algunas soluciones a los padres de niños que tienen este problema para que sus hijos se encuentren bien en sus casas, en su centro especializado y en la sociedad en la que nos encontramos.


Si usted es padre o madre de un niño o niña con el Síndrome de Down, puede que al principio se sienta sobrecogido con sentimientos de perdida, culpabilidad y miedo. Hablar con otros padres en su situación o con niños que padecen el síndrome puede ayudarle a lidiar con la reacción inicial y encontrar formas de seguir hacia adelante. Muchos padres se han dado cuenta de que aprender todo lo posible acerca del síndrome de Down les ayuda a aliviar algunos de sus miedos.

Los expertos recomiendan inscribir los niños y niñas con síndrome de Down en servicios de intervención temprana tan pronto como sea posible. Terapeutas físicos, ocupacionales y del habla, así como educadores de la edad temprana de los niños pueden ayudarle a trabajar con sus hijos para motivar y acelerar su desarrollo. Muchos estados en el país ofrecen servicios de intervención temprana para los niños que tienen discapacidades desde el nacimiento hasta los 3 años de edad, así que consulte con su doctor o trabajador social para aprender sobre las fuentes de ayuda que están disponibles en su área.
Una vez que su hijo o hija tenga 3 años de edad, él o ella pueden contar con servicios educacionales garantizados de acuerdo al acta que protege a las personas con discapacidades (Individuals with Disabilities Education Act IDEA). Bajo el acta IDEA, las escuelas en los distritos locales deben proporcionar  una educación libre y apropiada en un ambiente con un mínimo de restricciones y un plan individualizado de educación para cada niño.

Enviar a sus hijos a la escuela puede ser una decisión difícil. Algunos niños con el Síndrome de Down tienen necesidades particulares que pueden satisfacerse en programas especializados, mientras que otros no tienen problemas en las escuelas de la comunidad cuyos compañeros no padecen del síndrome de Down. Existen estudios que indican que este tipo de situación, conocida como inclusión, es beneficiosa tanto para los niños con síndrome de Down como para los otros niños.
El equipo de estudio de las escuelas del distrito de su hijo puede trabajar con usted para ayudarle a determinar la mejor decisión para su hijo. Sin embargo, recuerde que cualquier decisión debe contar con su opinión, ya que usted es el mejor defensor de su hijo o hija.

Hoy en día, muchos niños y niñas con el síndrome de Down van a la escuela y disfrutan muchas de las mismas actividades que otros jóvenes disfrutan. Algunos van a la universidad. Muchos han podido llevar una vida independiente como adultos. Y otros continúan viviendo con sus familias pero son capaces de mantener trabajos, alcanzando el éxito en su propia comunidad.



Espero que os haya gustado este blog, dedicado a estas personas con este trastorno. Me ha parecido interesante tratarlo porque nos viene bien para saber más de ello y es un tema muy común hoy en día.
Sin más, espero haber argumentado bien todos los temas desde el mayor respeto. Gracias. 

0 comentarios:

Publicar un comentario